Que la materia con la cual trabaja Agustín Sanz De La Fuente, sus relieves y esculturas sea la madera, no es circunstancia arbitraria.
Su entorno siempre ha estado presidido por bosques; La sierra Madrileña le ha procurado su esencia y marcado el camino a seguir. Estableciendo con él una especie de diálogo casi de forma inadvertida.
Relieves y figuras exentas constituyen dos aspectos bien diferenciados dentro de su trabajo.

Los relieves nos llevan al terreno de lo paisajístico, Agustín repara en puentes, casas y construcciones rurales que, trazadas con particular óptica, quedan sujetos a una regla impuesta por él, en tanto que se articulan con carácter “Pictoricista”.
En otro sentido, y ya centrados en la figura exenta, el autor libera del rigor mimético a la materia, articulando todo un catálogo de formas donde la imaginación se imbrica con el preámbulo que marca la forma y la trayectoria de la veta.
El resultado, volúmenes sinuosos que, pugnando por evitar aristas, nos conducen a un particular encuentro con lo sugerido con cierto aire totémico y exvótico por momentos, que nos revela su capacidad para entonar y escuchar los sonidos del bosque en un ejercicio de personal reflexión.


Agustín Sanz De La Fuente

Galería de obras realizadas

Gutenberg

89 x 76 x 8,5 cm.
Escultura tallada a mano en una pieza.
Madera de fresno.


Un atardecer en la Colegiata

80 x 49 x 5 cm.
Escultura tallada a mano en una sola pieza.
Madera de tilo.


La Tronca

56 x 62 x 155 cm.
Escultura tallada a mano en una sola pieza.
Madera de raiz de pino.


Velero

100 x 132 x 220 cm.
Escultura tallada a mano en una sola pieza.
Madera de aliso.


Agustín Sanz de la Fuente.

Agustín Sanz nació en la provincia de Madrid, en un lugar privilegiado, Rascafría, junto al monasterio de Santa María de El Paular.
Su entorno natural (La  Montaña, el agua, el bosque) le atrae desde la cuna. La madera de los árboles que le rodean es, desde niño, su materia prima. Su compañero, que le permite divertirse haciendo, con una pequeña navaja, mil cosas pequeñas que le sirven de distracción.
La madera sirve, después, para trasladar desde la piedra, primero los monumentos que tiene cerca y, más tarde, los conjuntos arquitectónicos que ha ido encontrando en sus viajes. ¿Y cómo los traslada?. Incorporando, además, el aire, la vida y la magia de los objetos temáticos que elige.

Agustín utiliza sus formones y gubias para dejar impresos, en su noble material, los puentes que señalizan el paso del agua, los senderos que recogen las huellas de las personas que hoy viven allí y, también, de las que antes pasaron y, sobre todo, las verticales que, como lanzas, apuntan al cielo que, inevitablemente, se siente como prolongación cuspidal de sus obras.
Otra faceta de su arte es la incorporación de ideas primordiales (La cultura, la maternidad) a su línea materia, como si quisiera atraparlas para siempre y, luego, mostrarlas y compartirlas con todos, en un destello de cándida sencillez.
Cientos de horas, para un ejercicio que acaba apresando, también, a la persona que contempla su obra.
Raúl Pisano


Locura de "El Quijote"

35 x 86 x 84 cm.
Escultura tallada a mano en una pieza.
Madera de sabina.

Escultura seleccionada en el certamen
"Don Quijote de la Mancha" en
Colmenar Viejo.
Mayo de 2005.


Nacida

20 x 127 x 28 cm.
EScultura tallada a mano en una pieza.
Madera de javino.


Agricultura al por mayor

59 x 36 x 31 cm.
Escultura tallada a mano en una pieza.
Madera de abedul.


Garra y Sentido

50 x 81 x 112 cm.
Escultura tallada a mano en una pieza.
Madera de enebro.


Desplante

18 x 167 x 44 cm.
Escultura tallada a mano en una pieza.
Madera de peral.


Cárcel de bolas

23 x 111 x 69 cm.
Escultura tallada a mano en una pieza.
Madera de manzano.


Finito

37 x 130 x 26 cm.
Escultura tallada a mano en una pieza.
Madera de enebro.

Escultura seleccionada en el
VI Certámen de Pintura y Escultura
"José Cubero Yiyo"
Ayuntamiento de Colmenar Viejo, Madrid.
Agosto de 2002.


Intriga

51 x 118 x 130 cm.
Escultura tallada a mano en una pieza.
Madera de álamo negro.

Escultura sleccionada en el
XIV Premio de Artes Plásticas
"Villa de Rota", Cádiz.
Junio de 2004.


Dos Personas

23 x 46 x 62 cm.
Escultura tallada a mano en una pieza.
Madera de olivo.


Puente de Pericotón

33 x 68 x 6 cm.
Escultura talada a mano en una peza.
Madera de arce.


Cárcel de Bolas
(Detalle)

23 x 111 x 69 cm.
Escultura tallada a mano en una pieza.
Madera de manzano.


La Tronca
(Detalle)

56 x 62 x 155 cm.
Escultura tallada a mano en una sola pieza.
Madera de raiz de pino.


La Tronca
(Detalle)

56 x 62 x 155 cm.
Escultura tallada a mano en una sola pieza.
Madera de raiz de pino.


Atardecer en la Colegiata
(Detalle)

80 x 49 x 5 cm.
Escultura tallada a mano en una sola pieza.
Madera de tilo.


Desde el Puente

90 x 60 x 5 cm.
Escultura tallada a mano en una pieza.
Madera de tilo.


El Puente del Perdón

73 x 31 x 5,5 cm.
Escultura tallada a mano en una pieza.
Madera de pino.


© AlamedaDelValle.net